Demostración de la compactación del suelo causada por los neumáticos de tractor

La compactación de los suelos parece ser un problema muy secundario y el hecho de que no sea visible directamente hace que, a menudo, sea la menor de tus preocupaciones. Sin embargo, es una realidad y nuestro equipo de expertos ha decidido hacer visible lo invisible para ayudarte a que hagas la elección correcta de neumáticos la próxima vez que los cambies.

La ubicación de tu explotación tiene su importancia, por supuesto, ya que la naturaleza del suelo es un factor crucial: un suelo arenoso necesitará, por ejemplo, más trabajo que un suelo arcilloso, puesto que se regenera más lentamente.

Las condiciones climáticas son también muy importantes, ya que el trabajo con maquinaria pesada en condiciones de humedad tendrá también un impacto muy negativo en la compactación y, por lo tanto, en la capacidad de regeneración natural de tus parcelas.

La naturaleza del suelo no puede cambiarse, pero existen soluciones para adaptar el material y la organización del trabajo sobre el terreno en condiciones más o menos húmedas, para tener en cuenta este parámetro de compactación que impactará inexorablemente en la productividad y rentabilidad tras varias temporadas, si no se gestiona.

 

Desarrollo de los ensayos de compactación de los suelos a partir de neumáticos de tractor en condiciones reales

La finalidad de estos ensayos es poder comprobar visualmente los distintos niveles de compactación. La elección del tipo de neumático, sus dimensiones y la presión de uso tienen un impacto más o menos importante en la estructura del suelo, y, por lo tanto, directamente en la productividad.

Ensayos de compactación
Tests de compaction

Para esta demostración, decidimos realizar varios ensayos de compactación del suelo utilizando modelos de tractores distintos. Los ensayos se realizaron en un suelo arcilloso-limoso trabajado hasta 40 cm de profundidad. Este suelo es por naturaleza poco sensible a la compactación pero, a pesar de ello, comprobamos un impacto real perfectamente visible en las capas más profundas.

Para observar el perfil del cultivo tras el paso de la maquinaria, cavamos una fosa de 80 cm de profundidad en sentido transversal a la circulación de los tractores. Este método es el más sencillo para poder ver la sucesión de capas horizontales que constituyen la estructura del suelo.

Fosa para observar el perfil del cultivo

Fosa para observar el perfil del cultivo


Nuestro equipo optó por equipar cada maquinaria con neumáticos agrícolas de distintos tamaños con presiones desiguales. Aquí están los resultados de cada ensayo.

ENSAYO 1: Realizado con un tractor John Deere 8320 de 320CV equipado con neumáticos VF de gran volumen 800/70 R38 VT-Tractor con una presión ajustada a 0,8 bar

Neumáticos VT-Tractor, presión 0,8 bar = compactación muy reducida IC.2
ENSAYO 1:
PRESIÓN 0,8 bar


Podemos observar que, aunque utilizamos un tractor de fuerte potencia, en la estructura del suelo se ve un impacto reducido con un índice de compactación estimado a 2.

La estructura del suelo se mantiene horizontal en profundidad y conserva su naturaleza friable, lo que permite preservar la infiltración del agua y la actividad biológica.

La compactación del suelo es muy limitada gracias al uso de neumáticos «gran volumen» utilizados a baja presión que permiten repartir el peso sobre un área más amplia.

ENSAYO 2: Realizado con un tractor John Deere 6195M de 195CV equipado con neumáticos Maxi-Traction 650/65 R42 con una presión ajustada a 1,3 bar

Neumáticos MAXI-TRACTION, presión 1,3 bar = compactación reducida IC.3
ENSAYO 2:
PRESIÓN 1,3 bar


En este caso, utilizamos neumáticos IF de menor volumen con una presión que sigue siendo relativamente baja, lo que dio como resultado un índice de compactación estimado a 3.

En la estructura del suelo se sigue viendo un impacto reducido en profundidad aunque la capa superior sufre más compactación que en el ensayo 1 con los neumáticos de gran volumen.

ENSAYO 3: Realizado con un tractor John Deere 6195M de 195CV equipado con neumáticos Maxi-Traction 650/65 R42 con una presión ajustada a 2 bares

Neumáticos MAXI-TRACTION, presión 2 bares = compactación reducida IC.5
ENSAYO 3:
PRESIÓN 2 bares


En este caso, utilizamos la misma maquinaria y los mismos neumáticos agrícolas que en el ensayo 2 pero justo con una presión adicional de 0,7 bar.

Aquí, el impacto en el suelo va hasta 25 cm de profundidad. La compactación del suelo aumenta con un índice de compactación estimado a 5.

El suelo comienza a sufrir una deformación vertical importante que tendrá consecuencias directas en el sistema radicular de los cultivos.

ENSAYO 4: Realizado con un tractor John Deere 6190 de 190CV equipado con neumáticos estrechos Performer 95 de 300/95 R52 con una presión ajustada a 4 bares

Neumáticos Performer 95, presión 4 bar = compactación importante IC.6
ENSAYO 4:
PRESIÓN 4 bares


Para este cuarto ensayo, montamos neumáticos estrechos que implican una presión elevada. En este ensayo, inflamos los neumáticos con una presión de 4 bares para compensar el peso del tractor.

La dimensión reducida de la huella en el suelo aumentó en gran medida el impacto sobre la estructura profunda del suelo con un índice de compactación estimado a 6.

Se formaron terrones de tierra compactos en la parte superior arcillosa-limosa, provocando una alteración importante de la fertilidad del suelo.

 

1. RESULTADOS DE LOS ENSAYOS

Podemos observar a simple vista que, aunque utilizamos un tractor de fuerte potencia con la carga más elevada en el eje, es realmente el equipo montado con neumáticos VF gran volumen, utilizados a baja presión, el que altera menos las estructuras del suelo, preservando así mejor la fertilidad de la parcela y, por lo tanto, la rentabilidad.

Observamos claramente que cuanto más se aumenta la presión de los neumáticos de tractor, más se acentúa la compactación del suelo.

La presión aumenta la compactación
La presión
aumenta la compactación


La compactación provocará una mala circulación del agua y del aire en el suelo que se vuelve demasiado compacto, la actividad biológica (lombrices) es más difícil y se vuelve escasa, la infiltración del agua en las capas profundas se detiene con la presencia de zonas compactadas. El agua queda bloqueada en las capas superiores y aumenta la erosión y el escurrimiento superficial. Las reservas de agua en las capas profundas serán inexistentes y los cultivos pueden sufrir un estrés hídrico al volver la época del buen tiempo.

La erosión superficial conlleva la pérdida de materia orgánica, incluso la destrucción de las plantaciones en algunos casos. Esta pérdida implicará un aumento de la cantidad de insumos para compensar la pérdida de fertilidad del suelo y, por lo tanto, un coste directo para la explotación. La labranza profunda del suelo necesitará, por su parte, un tiempo de trabajo adicional y un gasto apreciable en combustible.

 

2. Cómo saber si el suelo está compactado en profundidad

Concretamente, existen tres diferentes tipos de compactación del suelo: la compactación superficial (menos de 20 cm de profundidad), la capa de arado y la compactación profunda (entre 30 y 60 cm).

Cabe destacar que la compactación en profundidad es la que provoca más daños, lo que significa que, en este caso, el resultado sobre el rendimiento será muy importante.

Realizar un perfil de cultivo

Se trata de cavar una fosa de unos 70 cm de profundidad para comprobar, como en nuestros ensayos, las distintas capas que componen el suelo de la parcela. Tomando terrones de tierra en cada nivel podrás determinar el grado de humedad, observar el tamaño y la forma de los agregados, así como la presencia de vida orgánica en el suelo en profundidad.

Utilizar un penetrómetro

El uso de un penetrómetro permite medir la fuerza necesaria para clavar la varilla del aparato en el suelo. Cuanto mayor sea la fuerza, mayor será la compactación.

Penetrómetro: medir la compactación del suelo

Penetrómetro para medir la compactación del suelo


El resultado está relacionado con la humedad del suelo, por lo que es preferible realizar este tipo de mediciones en primavera en un terreno seco y evitar así las épocas demasiado frías (suelo congelado) o demasiado cálidas (suelo demasiado seco) que no darán resultados significativos.

Exceso de agua en la superficie

La presencia de charcos de agua persistentes en la superficie, independientemente de las zonas habituales en las que el agua está presente como hondonadas o zonas de drenaje natural, es un signo de una mala infiltración del agua debida a la compactación del suelo causada por los neumáticos de la maquinaria agrícola.

Compactación del suelo = exceso de agua en superficie

Mala infiltración del agua en el suelo debido a la compactación

Mal desarrollo de los cultivos

La irregularidad en el desarrollo de los cultivos en una misma parcela es reveladora de las zonas que presentan una compactación demasiado importante. Si observas una diferencia de tamaño de las plantas o si algunas partes maduran más pronto, es un signo evidente de que hay una disparidad de enraizamiento, generalmente a causa de la compactación del suelo.

Hay un desarrollo de plantas raquíticas en algunos lugares aunque hayas realizado la fertilización necesaria. En presencia de zonas compactas, las raíces tienen dificultades para desarrollarse en profundidad y permanecen localizadas en la superficie de un terreno que estará demasiado encharcado en la estación húmeda y demasiado seco en época de buen tiempo.

compactación del suelo = plantas raquíticas

Disparidad de enraizamiento y diferencias en la madurez de la planta (a la izquierda no hay floración - en medio plantas raquíticas - a la derecha floración)


La compactación de tu parcela ha ido apareciendo seguramente con los años, por distintas causas, según las estaciones.

Las principales causas de compactación son las siguientes:

a. Una presión demasiado elevada

Como hemos visto en los ensayos anteriores, la compactación del suelo se debe generalmente a una presión de los neumáticos demasiado elevada para compensar la carga en una maquinaria cada vez más pesada.

Si quieres trabajar en las mejores condiciones y evitar una compactación excesiva de tus parcelas, tendrás que realizar ajustes de presión frecuentes según la carga, por supuesto, pero también según el grado de humedad, así como la naturaleza y la estructura del suelo de tu explotación.

b. El alisado del terreno

Se produce esencialmente en condiciones húmedas, es en cierto modo la causa principal del patinamiento, cuando las barras del neumático agrícola tienen dificultad para agarrarse debido a la fuerza de tracción sobre un suelo húmedo en el que la resistencia lateral se reduce.

Cuando la fluidez del suelo se vuelve demasiado grande, el deslizamiento es inevitable, provocando al mismo tiempo una banda compactada y alisada, como una capa roída poco profunda.

c. La suela de labor

A menudo presente en suelos arcillosos, la suela de labor es una capa muy gruesa de terreno que suele estar justo debajo del paso del arado, a una profundidad siempre idéntica.

La suela de labor

En épocas muy secas, si la capa arable parece disociarse de las capas profundas, es porque el suelo ha sufrido una compactación profunda durante muchos años.


También puede ser debido a un mal mantenimiento del arado como, por ejemplo, unas rejas mal afiladas.

 

3. ¿Qué hacer para descompactar el suelo?

La mejor solución para descompactar el suelo en profundidad será el uso de un subsolador. El paso de las púas hasta 60 cm de profundidad permitirá fisurar la zona compactada y mejorar la aireación del suelo, así como la infiltración del agua en las capas profundas.

Este trabajo será el más eficaz para airear el suelo por debajo de la profundidad de arado habitual.

 

4. ¿Cuáles son las soluciones para evitar la compactación?

Existen varias soluciones para reducir los riesgos de compactación del suelo. Entre ellas, hay que privilegiar el uso de neumáticos agrícolas de estructura radial. En efecto, estos últimos tienen una capacidad de carga mayor y, por tanto, permiten una mejor distribución de la carga en el suelo.

La forma más redondeada de la carcasa diagonal da lugar a una distribución muy distinta en el suelo y mucho menos uniforme.

  • Revisar regularmente la presión: si observas compactación, incluso superficial, significa que la presión de tus neumáticos agrícolas es seguramente incorrecta. Por lo tanto, vale más comprobarla regularmente para preservar el suelo, incluso bajando la presión como hemos visto a través de los distintos ensayos anteriores.
  • Cambiar tus neumáticos actuales por neumáticos «gran volumen» (neumáticos de baja presión).
  • Limitar las pasadas reagrupando los aperos y adaptando los trayectos.
  • Trabajar sistemáticamente sobre un suelo bien seco, e preferencia perpendicularmente a la pendiente para evitar la erosión causada por el escurrimiento del agua superficial.
  • Elegir una rotación de cultivos que permita, gracias a los distintos sistemas de raíces, trabajar la estructura del suelo de manera más o menos profunda.

Para evitar la compactación profunda debida a una carga demasiado elevada sobre el eje, obviamente no se puede reducir el peso del tractor o de los aperos. La única solución pasa por un montaje de neumáticos «gran volumen» más anchos y con un gran diámetro.

El uso de neumáticos de baja presión de tecnología VF, como en nuestro primer ensayo, es la elección más acertada. En efecto, los neumáticos agrícolas VF han sido diseñados para soportar una mayor carga a baja presión, disponen de una estructura de flanco reforzada que les permite trabajar con una presión de 0,8 bar. De este modo, la carga se reparte sobre una superficie de terreno mayor, evitando así la compactación del suelo en profundidad a pesar de la carga.

 


El blog Bridgestone-agriculture.es está redactado y controlado por expertos en neumáticos de tractor que están disponibles para facilitarte todos los consejos que puedas necesitar sobre tus neumáticos agrícolas. Te ayudan a maximizar tu productividad con información sobre todos los temas relacionados con los neumáticos: Datos técnicos de los neumáticos agrícolas – Rendimiento de los neumáticos agrícolas – Consejos sobre la presión de los neumáticos agrícolas – Solución contra la compactación del suelo – Presión de los neumáticos del pulverizador – Por qué y cómo lastrar los neumáticos de tu tractor – etc.

Para ir más allá y aumentar la rentabilidad de tu explotación, los expertos en neumáticos de tractor te ofrecen un libro blanco gratuito muy detallado que te explica el papel esencial que desempeña el neumático agrícola en tu productividad.

Descargar la guía: Augmenta la rentabilidad de tu explotación

La mayoría de personas que han leído este artículo también han leído los artículos siguientes:

Esta información tiene como único objetivo dar a conocer los aspectos técnicos y funcionales de los neumáticos agrícolas y su uso. No permite emitir un juicio o una conclusión definitiva sobre un determinado problema. Sólo su experto en neumáticos agrícolas está en condiciones de hacer una evaluación técnica y tomar una decisión final, caso por caso.


Dejar un
comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con un*